Como bien sabemos, las llantas son las refacciones que sufren más desgaste en un montacargas, por lo que debemos cambiarlas periódicamente. Sin embargo, es importante elegir los neumáticos correctos para que el equipo funcione de forma correcta.

Existen diferentes tipos de neumáticos, de goma sólida, poliuretano y neumáticas, por lo que en Montacargas y Maquinaria Felvak queremos compartir algunos consejos para que optes por los adecuados.

Si el montacargas se utiliza en exteriores, lo mejor es instalar llantas neumáticas, ya que son de goma gruesa y brindan un mejor agarre en este tipo de condiciones para evitar volcaduras y ofrecer máxima durabilidad.

Por otro lado, las de goma sólida no tienen aire, así que son adecuadas para el transporte de poco peso en interiores y pasillos angostos. Esto quiere decir, que los montacargas eléctricos necesitan de estas llantas.

Finalmente, las llantas de poliuretano son resistentes a diversas sustancias y condiciones químicas, por lo que son capaces de soportar grandes cantidades de peso sin deformarse. Igualmente, son requeridas es espacios interiores y estrechos para montacargas eléctricos.

En Montacargas y Maquinaria Felvak tenemos un amplio catálogo en la venta y renta de montacargas para que lleves a cabo tus proyectos.